Close Button
Compartir

Ten mucho cuidado en la compra de segunda mano.

Estás frente al ordenador porque quieres adquirir un iPhone que no te cueste un riñón. Hay mucho mercado de segunda mano que ofrece buenas oportunidades. También puedes encontrar terminales precintados de personas que los sacan de las operadoras para luego hacer reventa. Algo totalmente lícito y que es algo a tener en cuenta si tu presupuesto está limitado.

Aunque no todo ocurre siempre como debería de ser. De hecho, fui víctima de una estafa hace ya casi seis años intentando comprar un iPhone 4S, de tal forma que me quedé sin iPhone y sin 460 euros, con imposibilidad además de poder sentar en el banquillo al estafador por encontrarse en Sudamérica.

Y es que siempre hay maneras de estafar, cada vez son más sofisticadas incluso. Por eso, ojo si ese iPhone tan apetecible que acabas de ver tiene un descuento tan suculento que es demasiado bonito para ser cierto.

Te puede interesar | Guía definitiva para vender tu iPhone usado

Muchas veces puedes encontrarte en páginas o aplicaciones de compra-venta con teléfonos que han sido robados, y por tanto, denunciados ante las fuerzas de seguridad. El problema, se encuentran bloqueados y a la hora de intentar activar el dispositivo es misión imposible. Sí, el famoso bloqueo por iCloud.

Lo mejor para evitar situaciones como esta es tratar de conseguir previamente a la compra el IMEI del dispositivo, háblalo con el vendedor, y comprueba en páginas web como esta la situación del teléfono. Fácil de conseguir esa información y gratis, si bien no es la única. Una búsqueda en Google puede ayudarte a encontrar más opciones.

También podemos toparnos con casos como el de personas que encargan a "mulas" que saquen mediante contrato varios dispositivos con intención posteriormente de cancelar los contratos o dejar de pagar pasado cierto tiempo. El cerebro de la operación vende los teléfonos bloqueados y se saca un dinero. Las personas que se han ofrecido a hacer de mula se encuentran con un contrato que no puede ser resuelto porque no devuelven el dispositivo a la compañía. El lío perfecto.

Trata por tanto de comprar a vendedores de confianza y nunca vaciles en pedir el IMEI, código de 15 dígitos universal y que identifica al dispositivo, al vendedor. Si te da largas, huye y no mires atrás. Tu dinero y tranquilidad bien vale alguna comprobacióncsencilla.

No caigas en esta estafa para comprar un iPhone baratísimo

Vía | mashable

Temas relacionados: iPhone

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!