Close Button
Compartir

Cuando Apple lanzó su iMac G4, puso al mercado de cabeza. Aquí te contamos las razones por las que sigue siendo el mejor ejemplar de la compañía.

Hace más de veinte años que Steve Jobs presentó la primer iMac del mercado, el ordenador personal que revolucionó el mercado tecnológico por completo. Por supuesto, los de Cupertino continuaron lanzando iteraciones de su producto con cada vez más mejoras, hasta que llegó el año 2002 y decidieron lanzar el icónico iMac G4. Con este nuevo ordenador, Apple consiguió poner el mercado de cabeza, y fue en esta generación en la que vimos el mejor iMac jamás creado. Dos décadas más tarde, son estas características las que nos siguen sorprendiendo.

El impresionante diseño del iMac G4

iMac G4 diseño

Delantera y trasera del iMac G4

Uno de los aspectos más resaltantes del iMac G4 se encuentra en su diseño. Apple fue uno de los primeros fabricantes en la historia de los ordenadores en fabricar las famosas "all-in-one", máquinas que venían con el monitor directamente unido a su unidad de procesamiento. Por supuesto, hacer un ordenador de este tipo con un buen diseño, teniendo en cuenta las enormes pantallas CRT de la época, hacía que fuese bastante complicado. No obstante, Apple logró crear un terminal que no solo lucía bien, sino que proveía al usuario de una funcionalidad excelente.

La iMac G4 se despidió de las pantallas CRT y fue el primer ordenador de la compañía en incluir un panel LCD plano. Esto se tradujo en un monitor dramáticamente más pequeño y delgado, en comparación a la competencia que contaba con CRT. Esta pantalla llegaba unida a la base en forma de domo gracias al brazo móvil metálico cromado, y este permitía libertad de movimiento al panel LCD de la iMac G4.

El interesante diseño de la iMac G4 hizo que el ordenador se ganara los apodos de "iLamp" y "girasol". Se despedía del aspecto clásico de un ordenador y, a día de hoy, sigue siendo uno de los diseños más interesantes e icónicos que han producido las oficinas de Apple.

Apple lanzará un nuevo iMac con pantalla ProMotion a principios de 2022

Podías mejorar la memoria RAM

Cuenta la leyenda que, en algún punto de su historia, Apple dejaba que los usuarios pudieran reemplazar o mejorar algunas partes de su ordenador. Sí, antes de contar con los componentes soldados, el iMac G4 nos permitía acceder a sus componentes internos para mejorar sus modestos 128 MB de memoria RAM. La capacidad máxima que podía alcanzar el ordenador llegaba hasta 1 GB, pero algunas modificaciones no oficiales permitían que la iMac G4 llevase hasta 2 GB de flamante RAM.

Para hacerlo, solo tenías que acceder a los dos puertos de RAM dentro del iMac G4. El procedimiento no era sencillo, y podías hacer que tu iMac G4 quedara inoperativa para siempre, pero al menos tenías la posibilidad de personalizar los componentes de tu ordenador.

El iMac más ergonómico hasta la fecha

iMac G4 brazo metalico

El brazo metálico de la iMac G4

Aunque las iMac de hoy en día estén bastante limitadas con respecto al posicionamiento de su pantalla, este no era el caso de la iMac G4. Este ordenador llegaba con un brazo metálico que anclaba su pantalla LCD de 15 pulgadas a la base en forma de domo y que permitía mover el monitor de una forma "imposiblemente, mágicamente suave, y prepósteramente estable, como ninguna otra pieza de ingeniería que haya utilizado antes", según comentaba Christopher Phin de MacWorld.

El brazo metálico era firme, pero te daba total libertad de movimiento y posicionamiento de la pantalla para adaptarla a la comodidad de todos los usuarios. Cuando Apple lanzó la iMac G4 de 20 pulgadas, sin embargo, el brazo metálico dejó de ser tan suave como con la versión más pequeña; esto para soportar el peso de la enorme pantalla. No obstante, el resto de sus beneficios seguían presentes.

Los iMac con M1 son hasta un 124% más rápidos que los anteriores modelos con Intel

Un muy completo "hub digital"

La iMac G4 fue la primera en pensar en los creadores de contenidos en su lanzamiento. A día de hoy, la edición de vídeo, imágenes, creación de podcast, música y cualquier otro tipo de contenido multimedia se da por sentado en la mayoría de ordenadores, sobre todo los MacBooks e iMacs con procesadores M1. No obstante, hubo una época en la que los creadores de contenido no solo estaban limitados por la potencia de sus ordenadores, sino también por la poca facilidad para conectar ciertos accesorios y descargar ciertos programas.

Por esto, Apple lanzó su iMac G4 con el famoso "hub digital", que contaba con tres puertos USB, dos puertos FireWire que permitía conectar cámaras y convertidores de audio. Además, esta Mac contaba con salida de vídeo a una segunda pantalla, SuperDrive para quemar CD y DVD, así como también una colección de muchos más puertos.

No obstante, donde la iMac G4 destacó por encima de los demás fue en su suite de programas. El ordenador de Apple llegó con iPhoto, iMovie, iDVD, iTune, AppleWorks, PCaI 2, World Book Encyclopedia y Otto Mattic; todos estos programas corriendo en OS X 10.1. Este fue el momento en el que los creadores de contenido eligieron al Mac sobre cualquier otro competidor, y es que Apple aportó muchísimo en la democratización del software multimedia.

Temas relacionados: Mac

Compartir
Disney+ logo
¡Suscríbete a Disney+ por solo 8,99€! Suscribirse
Disney+ logo
¡3 meses de Amazon Audible GRATIS! Accede a más de 90.000 audiolibros y podcasts originales Consíguelos aquí
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!