Close Button
Compartir

D-Link DCS-825L: un producto muy COMPLETO para vigilar a tu bebé

Aunque soy joven, no hay por qué no pensar en el futuro, un futuro con una casa propia, una familia y unos hijos a los que cuidar. Me pregunto cuánto hubieran pagado mis padres por un producto como el que analizamos hoy en iPadizate. Levantarte cada hora a ver que tal está tu bebé, cantarle las nanas, vigilar que no se ponga en una postura indebida, etc.

Para nuestros ritmos de vida actual, esto puede convertirse en un auténtico problema, ya que no podremos descansar bien, aún si nuestro bebé es tranquilo. Está claro que un hijo es una responsabilidad y que ellos dependen enteramente de nosotros, pero ¿y si tuviéramos un poco de ayuda extra? Lamentablemente, aún no han inventado el traductor de balbuceos de bebés, ni se ha publicado el manual total acerca de los neonatos 😉

Realmente, como os digo, nuestros padres hubieran pagado un dineral por un producto que es capaz de grabar en 720p, controlar la temperatura de la habitación, detectar  sonido y movimiento, reproducir nanas, tomar fotos o incluso poder ver a nuestro hijo con la luz apagada. A todo esto le sumamos un intercomunicador y la posibilidad de conectarse con nuestro iPad o iPhone.

No se a vosotros, pero a mí este producto me parece increíble. Ya no es que tengas que estar pendiente del iPad o iPhone mirando todo el tiempo su pantalla, si no que puedes configurar alertas para que cuando tu bebé llore o se mueva te avise. Así mismo, puedes hablar con él, cantarle una nana o simplemente quedarte mirando como duerme.

Después de esta introducción vamos a desgranar parte a parte a la D-Link DCS-825L el vigilabebés con conexión WiFi.

Producto

La cámara en sí es un objeto con forma ovalada que da sensación de resistencia. Aunque su plástico no parece de la mejor calidad posible, aporta seguridad ante posibles caídas y similares. En la parte superior de la carcasa tenemos los botones de encendido, volumen y nanas para reproducir una de las cinco canciones que trae incluidas.

En el centro encontramos la cámara que ofrece calidad 720p y LEDs infrarrojos para ver en la oscuridad, la verdad es que la calidad que ofrece es sorprendentemente buena. Así mismo, posee en esta misma zona sensores de movimiento y de sonido. Por contra, el sensor de la temperatura se sitúa en la parte superior, con un LED que cambia de color según la temperatura registrada.

En la parte trasera encontramos todas las posibilidades de conexión: toma de corriente, lector de tarjetas SD para grabar vídeos y tomar instantáneas y algunos indicadores LED para notificar si está conectado con la red, cargando, etc.

Cuenta con la posibilidad, ademas, de cambiar unos pequeños detalles para adaptarse mejor a la decoración de la habitación del bebé. Por tradición, los niños van de azul y las niñas de rosa, y eso se lleva a la práctica también en esta cámara vigilabebés.

Conectividad

La conexión a la red es bastante sencilla y muy estable en mi caso, a pesar de que la calidad de mi red WiFi es pésima. Además, puedes optar por conectarte directamente con el iPad o iPhone o conectarte con tu módem, con lo cual no necesitas ni ordenador ni conexión a Internet de forma obligatoria para utilizar este dispositivo.

Como dije anteriormente me ha sorprendido gratamente la calidad que posee la cámara a pesar de enviar los datos por streaming. En un par de horas de uso no vi ni pixelados, ni congelación de imagen ni nada extraño. Esto es muy importante, ya que si la imagen se congela estaremos a ciegas con nuestro bebé.

Configuración

Siendo sinceros, cuando vi el DCS-825L pensé, un producto bastante difícil de configurar, pero sencillo de usar. De hecho, llegué a leerme el pequeño manual que trae. Es en ese momento en el que te das cuenta de que es mucho más sencillo de lo que parece.

Enchufamos la cámara a la corriente eléctrica y descargamos la aplicación oficial en nuestro iPad o iPhone. Una vez hecho esto, sólo tenemos que seguir los pasos que nos indica y en menos de 5 minutos, tu vigilabebés estará funcionando. No necesitamos ser unos expertos en iPad, ordenadores o puericultura para disfrutar de este producto.

App para iPad & iPhone

Quizá sea lo peor del producto y me explico. Aunque funciona perfectamente y es muy intuitiva, el diseño no está adaptado a iOS 7. Además resulta un poco tosco y poco agradable a la vista.

En cuanto a su funcionamiento, la aplicación consta de dos escenas, una principal donde podemos elegir entre las distintas cámaras que hayamos configurado y otro donde realmente vemos a nuestro pequeñajo. En esta última pantalla, que será la que más os importe, podemos ver lo que emite la cámara, además de varios indicadores y botones.

Desde el iPad o iPhone podemos activar el micrófono para hablar al bebé, tomar fotografías, reproducir nanas o silenciar el receptor de sonidos. Además, si la temperatura baja, detecta movimiento o sonido, aparecen unos indicadores de alerta.

Lo que más nos ha gustado del vigilabebés DCS-825L de D-Link

  • Sensación de resistencia del producto.
  • Facilidad de configuración del mismo.
  • La propia idea del producto y lo completo que es.

Lo que menos nos ha gustado del vigilabebés DCS-825L de D-Link

  • La app creemos que se puede mejorar mucho más, seguro que en futuras actualizaciones por parte de D-Link convertirán su vigilabebés en un producto redondo.

D-Link orienta su producto hacía la vigilancia de bebés, pero es un producto que también puede ser utilizado con personas mayores o personas dependientes que necesiten estar en constante observación, ya sea por enfermedad, riesgo de lesiones propias o cualquier otro motivo. Os dejamos un vídeo presentación del producto:

Nosotros hemos probado la DCS-825L de D-Link desde Macnificos  y creemos que es un buen producto si vas a ser padre o lo has sido recientemente. Viendo su calidad, podrás usarlo cuando tu hijo sea un recién nacido o incluso cuando empiece a dormir en su propia camita.

Comprar D-Link DCS-825L en Macnificos al mejor precio

Temas relacionados: Accesorios

Compartir
Disney+ logo
¡Suscríbete a Disney+ por solo 8,99€! Suscribirse
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!