El equipo del Apple Car debe reorganizarse para estar listo en 2025 según Kuo

¡El Apple Car es el proyecto más ambicioso de Apple, y sobre el que pesa el mayor secretismo!

El equipo del Apple Car debe reorganizarse para estar listo en 2025 según Kuo

Pisarle el acelerador al proyecto automotriz de la manzana mordida para cruzar la meta en 2025, trasciende a la mecánica y la electricidad hasta convertirse en un asunto prioritario de reingeniería de talentos. Un nuevo pronóstico del analista Ming-Chi Kuo quien, a través de su cuenta en Twitter, razona que la reorganización de Apple debería arrancar lo más pronto posible, si la empresa quiere cumplir la promesa de poner en marcha la producción masiva en 2025 del Apple Car, tal y como lo ha prometido.

Una sucesión de reveses

Concepto del Apple Car

Apple está obligada a hacer varios cambios si desea lanzar el Apple Car en 202

Los rumores no son una novedad, pues ya en 2021 se filtraban indicios de la disolución del equipo que trabajaba en el diseño del vehículo eléctrico del Apple Car. Desde que se aprobó el proyecto en 2014, los planes de vehículos eléctricos de Apple han enfrentado numerosos reveses, entre ellos algunos cambios de liderazgo.

En noviembre de 2021, Mark Gurman de Bloomberg informó que Apple trabajaba en el proyecto de un vehículo eléctrico con capacidades completas de conducción autónoma y se vaticinaba que su lanzamiento sería en 2025, aunque la empresa dejó abierta la posibilidad de retrasos “debido a los desafíos de desarrollo”.

Las malas noticias para la firma se han convertido en un bucle durante los últimos meses, pero alcanzó el clímax cuando el líder del proyecto, Doug Field, recogió su escritorio y se fue para Ford, una decisión que adoptaron otras piezas claves que también le dijeron adiós al proyecto de la manzana.

Después dejó su cargo el jefe de gestión de los programas de ingeniería de software del Apple Car, Joe Bass, un cargo clave en el desarrollo del proyecto. El reconocido periodista de Bloomberg, Mark Gurman, considera que la salida de Bass con rumbo a Meta, deja casi huérfano el equipo directivo que hasta hace un año tenía la responsabilidad del llamado “Proyecto Titán”.

Kevin Lynch, vicepresidente de tecnología y conocido por su trabajo en el Apple Watch, asumió en 2020 el liderazgo del proyecto de vehículos eléctricos, y vale subrayar que es ficha de la empresa desde 2013.

En diciembre de 2021, el exdirector senior de ingeniería con pasado en Tesla, Michael Schwekutsch, puso su talento al servicio de Archer Aviation para colaborar casualmente en el desarrollo de taxis aéreos.

Durante ese año abundaron las especulaciones sobre supuestas alianzas de Apple para la producción del Apple Car con marcas y empresas como Hyundai, Peugeot, Citroën, DS, Vauxhall, Opel, Nissan y General Motors, que se sumaron a los rumores sobre la crisis del factor humano.

Mark Gurman estima que más de 100 empleados han abandonado Apple para militar el reino de Mark Zuckerberg, hecho que se refleja en las recompensas de 180 mil dólares en acciones que ofrece Apple para frenar la seducción de otras empresas a sus mejores ingenieros.

Si Apple logra frenar la fuga y se reorganiza veloz y exitosamente, lo más probable es que el lanzamiento se realice en un plazo de tres años, en el mejor de los casos.

Es por ello que Gurman considera que el año 2022 significa “el punto de inflexión para que Apple tome una decisión con respecto del desarrollo de su supuesto coche eléctrico y autónomo”.

Subraya que ello no conlleva la cancelación definitiva del proyecto, sino una reflexión para determinar si están dadas las condiciones para sostener un probable lanzamiento en 2025. De ocurrir el lanzamiento, sería el final feliz más dramático de un proyecto marcado por un secretismo casi absoluto y, probablemente, el más crónico de los dolores de cabeza de Apple.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti