Close Button
Compartir

¡Una medida de seguridad se convierte en una amenaza para el empleado de una Apple Store!

La reapertura de las Apple Store este año en casi todo el mundo, vino acompañada de varias medidas de seguridad, destinadas a prevenir la propagación por COVID-19. Y aunque en la mayoría de las tiendas los protocolos habían funcionado con normalidad, esta semana una de las medidas causó una disputa que terminó con un guardia de seguridad apuñalado en la Apple Store de Nueva York.

El incidente se desató después de que uno de los guardias de seguridad de la tienda, ubicada en Manhattan West 14th Street, solicitara a uno de los visitantes el uso de la máscara antes de ingresar al local. La petición causó una reacción violenta del cliente, quien atacó al guardia causándole lesiones en el brazo y la cabeza.

Un guardia resulta herido en la Apple Store en Nueva York

Según los informes citados desde iMore, un testigo describió "gritos y gente empujando y empujando", y dijo que vieron al guardia sacar al guardia en una camilla por dos paramédicos seguidos por cinco o seis policías. Afortunadamente, las lesiones del guardia no fueron profundas y no comprometieron su salud gravemente. El informe también dice que el sospechoso huyó de la escena.

Actualmente, en la mayoría de las tiendas de Apple, los clientes pueden ingresar con disponibilidad sin cita previa, pero requieren máscaras faciales para ingresar, tal como lo aclara Apple en su sitio oficial:

"Estamos abiertos y esperamos darle la bienvenida. Compre caminando, reservando una sesión individual con un especialista o compre en línea y recójalo en la tienda. Obtenga soporte en el Genius Bar en la tienda o haciendo una reserva. Se requieren mascarillas faciales. Si necesita uno, pregunte."

El infortunado incidente fue capturado por las cámaras de seguridad de la tienda y alrededores, por lo cual es probable que la policía pueda seguir alguna de estas pistas hasta dar con el sospechoso.

Temas relacionados: Apple Store

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!