Close Button
Compartir

El chip A15 Bionic es más rápido todavía de lo que Apple nos había contado.

Este año en la presentación de los iPhone 13 y iPhone 13 Pro, Apple no le dio demasiada importancia al procesador A15 Bionic. Simplemente mostró unos datos que lo comparaban con "el procesador más potente de la competencia", asegurando que era hasta un 50% más rápido. Pues bien, según las pruebas de AnandTech Apple nos ha mentido, el chip A15 Bionic no es un 50% más rápido, es un 62%.

AnandTech realiza a cada procesador una serie de pruebas en las que se evalúa el rendimiento, la eficiencia y las mejoras gráficas del chip. Y el A15 Bionic ya ha pasado por sus pruebas.

En comparación con la competencia, el A15 no es +50 más rápido como afirma Apple, sino más bien +62% más rápido. Si bien los núcleos más grandes de Apple tienen más hambre de energía, todavía son mucho más eficientes energéticamente.

Procesador Bionic A15

El procesador Bionic A15 vuelve al iPhone 13 el teléfono más potente.

El chip A15 Bionic sigue muy por delante de la competencia

Comenzando con la CPU, AnandTech confirma que el nuevo A15 cuenta con dos nuevas microarquitecturas de CPU, tanto para los núcleos de alto rendimiento como para los núcleos de eficiencia. La velocidad de los núcleos de alta eficiencia se ha incrementado un 8%, y la de los núcleos más potentes un 10%.

Además de esto, AnandTech señala que la caché del chip A15 Bionic se ha aumentado a 32 MB, lo que duplica la caché del sistema en comparación con el A14. Esta duplicación "hace pequeña a la competencia", la caché del SLC del Snapdragon 888 es de 3 MB, y es la responsable de la gran eficiencia del procesador.

Es un factor clave en la eficiencia energética del chip, siendo capaz de mantener los accesos a la memoria en el mismo silicio en lugar de salir a una DRAM más lenta e ineficiente energéticamente.

El iPhone 13 Pro Max es (mucho) más rápido que el Samsung Galaxy S21 Ultra y este test lo demuestra

Estos aumentos de caché ayudan al A15 a obtener "ganancias impresionantes" a pesar de usar una microarquitectura central de rendimiento que no difiere mucho de la del A14 Bionic del año pasado.

Chip A15 Bionic

Chip A15 Bionic de los iPhone 13

Los núcleos de rendimiento del Apple A15 son extremadamente impresionantes: por lo general, los aumentos en el rendimiento siempre vienen con algún tipo de déficit de eficiencia, o al menos eficiencia plana. Apple aquí en cambio ha logrado reducir la potencia mientras aumenta el rendimiento, lo que significa que la eficiencia energética mejora en un 17 % en los estados de máximo rendimiento en comparación con el A14.

En cuanto a la nueva GPU A15, AnandTech la define como "absolutamente asombrosa", ya que muestra mejoras que están muy por encima de las afirmaciones de marketing de Apple. El único pero, se lo lleva en cuanto a disipación de calor. El informe dice que el diseño térmico general del iPhone de Apple está "definitivamente entre los peores que existen, ya que no hace un buen trabajo al propagar el calor por todo el cuerpo del teléfono".

El chip A15 Bionic del iPhone 13 destroza a cualquier Android del mercado

En resumen, AnandTech concluye que "aunque el A15 no es la iteración de fuerza bruta a la que nos hemos acostumbrado de Apple en los últimos años, viene con ganancias generacionales sustanciales que le permiten ser un SoC notablemente mejor que el A14".

Temas relacionados: Apple

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!