Close Button
Compartir

La empresa cree que Apple ha incumplido una patente de sus botellas inteligentes.

Como toda gran empresa, no siempre pueden ir las cosas como la seda. Por malas prácticas, ya sean intencionadas o no, suelen surgir problemas con usuarios u otras empresas. Esto último es exactamente lo ha ocurrido, donde una compañía de botellas inteligentes ha interpuesto una demanda a Apple por incumplir una patente.

Es raro que una empresa de la dimensión de Apple tenga un error de este calado, pero parece ser que sí. No es la primera vez que los de Cupertino tienen problemas, ya que el paño pasado la compañía tuvo que indemnizar a una demanda colectiva de los usuarios que se quejaban por el rendimiento de sus iPhone 6 y 7. La sentencia judicial castigó a Apple con una multa millonaria por ralentizar esos modelos a propósito con las actualizaciones.

Apple incumple una patente, según la demanda de una compañía de botellas inteligentes

Este es un asunto un tanto curioso, teniendo en cuenta de dónde proviene la demanda realizada y que, en principio, no tiene nada que ver con su modelo de negocio. Tal y como apunta AppleInsider, resulta que una empresa con sede en Ohio y llamada Xennial IP ha interpuesto una demanda a Apple por vender botellas de agua inteligentes compatibles con los Apple Watch.

Algo que a priori no parece ilegal, puede significar que la compañía de Tim Cook haya infringido dos patentes que cubren una tecnología similar. Obviamente Apple no fabrica botellas inteligentes con funciones de conectividad. No obstante, si entras en su tienda online puedes ver que ofrece dispositivos HidrateSpark. Estos dispositivos pueden conectarse a un Apple Watch, monitorear la ingesta de líquidos y establecer metas diarias. Toda esta conectividad funciona a través de su bluetooth de bajo consumo.

Botellas HidrateSpark demanda a Apple

Además, es una botella que se ilumina con distintas luces para recordar hidratarse durante el día. Cuenta con un diseño bastante moderno y muy premium, así como una batería de larga duración. Es una botella con funciones innovadoras y que viene muy bien para el deporte.

Sin duda, son razones obvias para que la empresa poseedora de la patente no le haya gustado nada este movimiento de Apple. Es por eso que ha formalizado esta demanda por incumplir la patente número 7.792.409 y la número 10.664.571. Estas patentes, traducido en palabras, hacen referencia a una botella de agua comunicativa para deportes, que se puede conectar a un dispositivo inteligente y que recoge métricas de salud como la ingesta de agua.

Para el Tribunal del Distrito de Ohio, esto parece ser motivo suficiente como para que Apple infrinja directamente la patente, al intentar vender estas botellas de agua. La demanda, que la puedes leer en este artículo si te interesa, se resolverá en un juicio. En definitiva, busca prohibir el incumplimiento de más infracciones, así como una indemnización por daños y perjuicios. Un conflicto que a Apple le va a costar una buena tajada de su presupuesto.

Temas relacionados: Apple

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!