Close Button
Compartir

Un exempleado de Apple es acusado de filtrar secretos comerciales

Cuando trabajas para alguien, y más en una gran compañía como puede ser Apple, tienes que tener algo claro: filtrar secretos comerciales te puede salir muy caro. Es lo que le pasó al ex líder de materiales de Apple, Simon Lancaster. La compañía de la manzana le demandó por unas supuestas filtraciones de productos que Apple guardaba en secreto. Ahora está bajo investigación penal por robar secretos comerciales.

El abogado de Simon Lancaster presentó una moción el jueves pasado para suspender la demanda de Apple. Esta moción se basa en una nueva investigación que ha salido a la luz contra Apple presentada por el Fiscal de Distrito del Condado de Santa Clara.

El abogado defensor piensa en que esta nueva investigación podría quebrantar los derechos de Lancaster en la Quinta Enmienda. El ex líder de materiales se habría enterado de la existencia de esta investigación hace poco.

"Si permitimos que ambas acciones procedan, el Sr.Lancaster se encontraría en la posición insostenible de tener que elegir entre ejercer su derecho constitucional contra la autoinculpación y defenderse de la acción civil" argumenta la moción.

Juez con su maza en un juicio.

Juez con su maza en un juicio.

También añaden que "En ausencia de una suspensión, Lancaster se enfrentará a la pesada carga de elegir entre defenderse en la acción civil y renunciar a sus privilegios de la Quinta Enmienda".

El equipo de la defensa de Lancaster estaría en proceso de proporcionar cierta información para trabajar en un posible acuerdo con Apple. Recordemos que la demanda de Apple a Lancaster por supuestamente abusar de su puesto de alto cargo en la compañía para obtener y difundir datos confidenciales sobre futuros productos se presentó en marzo.

Lancaster dejó Apple en 2019, pero antes de hacerlo se habría llevado una cantidad enorme de documentos confidenciales, incluidos algunos relacionados con el llamado "Proyecto X", proyecto que se cree que tiene que ver con la realidad aumentada.

A parte de venderlos y sacar por lo tanto un rédito económico de estos secretos empresariales, Apple alega que Lancaster pudo crear su startup, llamada Arris, a cambio de dar acceso a estos secretos.

Si Nike hiciera una colección de zapatillas de Apple, se parecería a esto

Por supuesto, Lancaster mantiene su inocencia afirmando que sus acciones han sido malinterpretadas. Afirma que en ningún momento ha intercambiado información confidencias y que el reportero con el que se puso en contacto fue para hablar de sus problemas en el lugar de trabajo, no para filtrar nada a la prensa.

Temas relacionados: Apple

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!