Close Button
Compartir

Intel sigue enfocándose en sus campañas publicitarias para tratar de atacar al Apple Silicon de los Mac.

Desde que Apple anunció la transición a sus propios chips en Mac, la hostilidad de Intel ha sido palpable. Es algo comprensible, ya que tan solo es cuestión de tiempo que pierdan uno de sus principales clientes. Así, es normal que la compañía se decida a contraatacar, en este caso a través de diferentes campañas publicitarias. Lo que no termina de estar claro es si de verdad benefician a su marca.

Recientemente, la compañía ha presentado un nuevo "experimento" para poner a prueba los PCs que llevan en su interior los chips de Intel. Para ello, han usado de sujetos a varios usuarios de Mac totalmente leales a Apple, a los que han introducido en un ambiente similar al que encontraríamos en una Apple Store. Para ellos, no es más que un estudio para obtener su opinión acerca de nuevas características.

Durante la presentación, Intel hace referencia a características clave del PC como son la modularidad de la plataforma y su compatibilidad con juegos, y les presenta también el formato de convertibles. Al final, le indica que todo ello está ya a su alcance con los ordenadores con procesador Intel. Los usuarios, asombrados con que todo eso sea posible, parecen convencidos a pasarse al PC.

La intención de Intel está clara, atacar a Apple indicando que aquellos que eligen Mac lo hacen "engañados por su hechizo". Sin embargo, la realidad parece ser otra con portátiles como el MacBook Air con chip M1, capaz de derrotar a muchos portátiles con chip Intel en potencia y eficiencia, a falta de que los de Cupertino lancen nuevos Mac de alto rendimiento.

Intel compara sus nuevos procesadores con el M1 y asegura que son más rápidos

Y por desgracia para Intel, no parece que esta clase de campañas estén teniendo un gran efecto sobre Apple. Y es que, si algo ha quedado claro este último año, es que el salto al Apple Silicon es definitivo.

Temas relacionados: Apple

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!