Close Button
Compartir

Los AirTags están preparados para casi cualquier situación, incluso para viajes globales.

Ya hace unos meses desde que los AirTags fueron presentados oficialmente. Los dispositivos de localización de Apple se han incorporado al ecosistema, y gracias a ellos, podemos tener nuestros objetos preciados siempre en el mapa. Y en este tiempo, no ha faltado quien ha decidido poner a prueba a las etiquetas hasta sus límites.

AirTag en llavero

AirTag en un llavero

La función clave de los AirTags es su integración en la red de Buscar. Para los que no la conozcan, se trata de la red formada entre todos los dispositivos Apple compatibles con Buscar. Es decir, una red compuesta por millones de dispositivos en todo el mundo. Esto permite que los AirTags puedan ser detectadas incluso sin estar cerca de ellas.

Las etiquetas envían constantemente una señal que es recogida por los dispositivos Apple cercanos, mientras comparten de forma anónima la localización de estas. En base a esto, un youtuber decidió ponerlas a prueba enviándolas a diferentes lugares del mundo. Corea del Norte, la oficina de Elon Musk, y la oficina de Tim Cook.

En los dos primeros casos, los AirTags simplemente desaparecieron, o acabaron en plantas de reciclaje. Sin embargo, la tercera sí que llegó a su destino, aunque no a las manos de Tim Cook. Uno de los asistentes del CEO de Apple envió de vuelta la etiqueta a Alemania con una carta (que curiosamente tiene las esquinas redondeadas).

Primer caso de robo de cartera con un AirTag, ¿funcionó el dispositivo de Apple?

La carta es poco más que una disculpa por no poder atender esa clase de correspondencia, y en la que se aprecia la creatividad de los clientes para hacer pruebas como esa. Desde luego, habría sido genial ver una respuesta del propio Tim Cook, sobre todo sabiendo que se convertiría en algo viral. Pero parece que no ha habido tanta suerte. La buena noticia es que ha recuperado ese AirTag.

Temas relacionados: Apple

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!