Close Button
Compartir

Tony Fadell desvela algunos secretos sobre cómo convenció a Steve Jobs de tomar decisiones que el CEO no quería tomar.

Una de las personas más importantes de la historia de Apple ha desvelado una serie de secretos o curiosidades de su periodo en la compañía de la manzana. Tony Fadell, conocido como el "padre del iPod" por ser una de las personas más importantes tras su desarrollo, ha concedido una entrevista en la que ha hablado de las controvertidas decisiones de Steve Jobs a la hora de desarrollar el iPod y el iPhone.

Todos sabemos que Steve Jobs no era una persona fácil, especialmente cuando las cosas no se hacían a su manera, pero Fadell ha hablado de dos momentos claves para el iPod y el iPhone en los que Steve tuvo que dar su brazo a torcer que creemos que te gustarán.

iPhone original

El proceso de desarrollo de un nuevo dispositivo no es sencillo

El iPod y Windows

La idea de Apple con el iPod era hacer que los reproductores de música fueran accesibles para todos. Sin embargo, tal y como comenta Fadell, Steve Jobs inicialmente se negó a ofrecer iTunes en ordenadores con Windows. Y los iPod requerían iTunes para activar y sincronizar la música con el dispositivo, por lo que al no ofrecer el programa, millones de usuarios se quedarían sin iPod.

Fadell defendió la llegada de iTunes a Windows, pero Steve no lo veía de la misma forma.

Desde el primer día, dije: "Tenemos que asegurarnos de que funcione con Windows". Y él [Steve] dijo: "Sobre mi cadáver, nunca".

iPod original

Si el iPod no hubiera sido compatible con Windows probablemente habría fracasado

Fadell y el equipo del iPod se pusieron entonces en contacto con el periodista Walt Mossberg, que también era amigo de Jobs, para pedirle ayuda para convencer al CEO de que hiciera que el iPod fuera compatible con Windows, algo que terminó sucediendo.

Años antes del lanzamiento del iPhone X, Apple ya imaginaba un iPod "todo pantalla"

Las apps en el iPhone

Algunos no se acuerdan, pero el iPhone original llegó sin App Store. No había forma de instalar aplicaciones de forma oficial y la idea de Apple era la de ofrecer aplicaciones web que pudieran usarse desde Safari

El entonces CEO de Google, Eric Schmidt, que pertenecía a la junta directiva de Apple en esos momentos, fue el uno de los principales impulsores de las aplicaciones web con las que llegó el iPhone original. La postura de Apple fue la de no permitir instalar apps en el iPhone y ofrecer aplicaciones web. Algo que claramente podía beneficiar a Google.

Steve Jobs Apple

Jobs presentando el iPhone original

Sin embargo, como todos sabemos, las aplicaciones web no eran lo suficientemente buenas. Por lo que Steve Jobs vio la oportunidad de lanzar el App Store con iPhone OS 2.0 y ofrecer una tienda de apps desde la que descargar aplicaciones directamente en el iPhone.

Steve Jobs siempre pagaba la comida de los demás, pero había truco

Puedes ver la entrevista completa en el siguiente tweet:

Temas relacionados: Apple

Compartir
Disney+ logo
Date de alta en Disney+ por 8,99 euros y sin permanencia ¡Suscríbete a Disney+!
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!